Un sueño o realidad……………

Al salir Paul y Nuria fueron por un camino diferente al del de John y mío.
John me puso el brazo por la espalda y me agarraba para que me acercase a él. ¿Sería ese el momento en el que John me dijo que le gustaría poder volver besarme? Lo pensé y a la vez lo deseé. Hacia frio, así que john me abrazó más fuerte, me dio tres besos en la cara y nos sonreímos mutuamente. Le cogí su mano y se la metí en mi bolsillo para que no se helara. Nuestras manos ahora se entrelazaron en el calor de mi bolsillo, y jugaban nuestros dedos alegres. Sus dedos recorrían mi piel lentamente, acariciando mi mano con circulitos pequeños que hacía con los dedos, era tan tranquilizador y tan tierno. Caminamos un poco más por una larga calle, llena de árboles altos y majestuosos que se balanceaban lentamente con el viento lejano. Se escuchaba el canto suave de algunos grillos y la calle era silenciosa, casi podía escuchar la respiración de John. Entonces John sujetó mi mano más fuerte y me miró con una mirada profunda y llena de significados diferentes que no podía comprender en ese momento. Entonces se paró y me miró con más intensidad. Yo me paré con él y también le observé.

John: Tú sabes por qué caminamos a solas, si Paul y Nuria se desviaron era porque necesitaba estar a solas contigo.

Pili: Sé que tienes que hablar conmigo, pero no sé que vas a decirme, ni siquiera puedo imaginarlo.

John: Entonces, déjame mostrarte lo que te iba a decir.

Cogió más fuerte mi mano y tiró de mí. Entonces abrió sus brazos y me abrazó. Lo que no esperé fue lo siguiente que sucedió. Empezó a tararear una canción muy dulce y muy conocida, era de Frank Sinatra, concretamente Fly me to the moon. Inmediatamente comenzó a balancearse al ritmo lento de la canción y acabamos bailando lentamente.

John: Pili, hay algo que necesito decirte, como bien sabes, hay algo que necesito que sepas.

Iba a decir algo, pero entonces me calló con un “Shh”.

John: Desde el primer momento en que vi tus ojos, tu mirada, desde que escuché tu voz y descubrí como eras no puedo vivir sin pensar en ti, no puedo vivir sin verte. Lo… lo que quiero decir es que… Pili, estoy enamorado de ti.

Me callé, no podía decir nada, estaba completamente arriba, en una nube flotando. John había dicho que estaba enamorado de mí, no podía reaccionar ante esas palabras.

John: Necesito que me digas algo, tu silencio me angustia, y yo necesito saber si el sentimiento es mutuo.

Pili: John, por si acaso no se notaba te lo confirmo. Comparto ese sentimiento, yo también estoy enamorada de ti.

Los dos callamos esta vez, mientras seguíamos bailando, ahora sin música. Más tarde,  seguimos caminando. Su brazo pasaba por mi espalda y el mío igual, pero ninguno de los dos hablaba, no podíamos articular palabra. Entonces, tras unos minutos llegamos a la puerta del hostal. Iba a entrar, pensando que ninguno sería capaz de decir tan sólo adiós, pero entonces su mano tiró de la mía y me giré hacia él. Tiró un poco más a continuación y caí sobre su pecho, de nuevo nos fundimos en un abrazo largo y profundo. Sus labios se acercaron a mi oreja y entonces susurró:

-Te quiero.

Depositó un pequeño beso en mi mejilla y acto seguido se giró muy rápido.

Pili: Yo… !Yo también te quiero, John¡

Ante mis palabras John se giró y me miró. Ambos nos sonreímos y después de mirarnos al menos diez minutos, nos giramos. Yo, sin parar de saborear su te quiero y él con una sonrisa en la cara.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s